¿Cómo guardar la pintura que sobra?

Tras terminar tu proyecto de pintura en casa u oficina, suelen quedar sobrantes de uno o más colores en envases de igual o diferente tamaño.

Esos sobrantes son muy útiles para trabajos posteriores y, por ello, deben guardarse de una manera específica que asegure un mayor tiempo de duración de la pintura.

Aquí te daremos unos consejos prácticos que te ayudarán a conservarlos.

¿Por qué guardar los sobrantes de pintura?

Los sobrantes de pintura pueden ayudarte de muchas formas:

  • En tareas de pintura, retoque y limpieza.
  • En proyectos de repintado.
  • Como guía para que vuelvas a pedir a tu proveedor la mezcla exacta de color.
¿Pueden todas las marcas de pintura almacenarse?

Con el pasar del tiempo, las pinturas pueden perder su color y consistencia, sobre todos las de base en agua.

Debes, por tanto, asegurarte de comprar pinturas de alta calidad, ya que éstas tendrán más duración en las superficies pintadas y podrás almacenar lo sobrante.

Las pinturas de excelente calidad aseguran que tu inversión en el proyecto de pintado se pague solo, pues estarán contigo por mucho, mucho tiempo.

¿Qué sobrantes puedo guardar?

Para alargar el tiempo de duración de la pintura que almacenes, es recomendable guardar solo la pintura que no ha sido diluida en agua o cualquier otro tipo de disolvente.

Las pinturas que has diluido para trabajar tenderán a formar más película y no te funcionarán para actividades posteriores. 

¿Cómo conservar la pintura sobrante? 

Sigue estos pasos: 

  • Agrupa: Lo primero que debes hacer es reunir las pinturas del mismo tipo (barniz, esmalte sintético), color, acabados y por dilución.
  • Envasa: Si la pintura que te sobró es muy poca, asegúrate de verter lo que te haya quedado en un recipiente más pequeño al que compraste, ya que al hacerlo disminuirá la entrada de aire.
  • Limpia: Deberás limpiar los bordes de pintura en el envase, ya que esto evita dos cosas. Primero, que la tapa no cierre bien y haga que la pintura contenida se reseque; y segundo, que la tapa no se pegue en los bordes con la pintura y sea casi imposible abrirla.
  • Cierra: Debes cerrar firme y perfectamente el envase con alguna herramienta, sellando los bordes con cinta de embalaje. Esto garantiza que no haya entrada de aire.
¿Dónde y cómo almacenarla?

La pintura debe almacenarse en un espacio en el que no se exponga a altas temperaturas, humedad ni luz excesiva.

Algunos lugares de tu casa que puedes considerar para guardarla son los armarios, clósets, alacenas o alguna bodega que tengas en la cochera o bajo las escaleras.

Una vez seleccionado el lugar, es importante asegurarse de guardar los envases de acuerdo a la pintura:

  • Pinturas al disolvente. Debes guardar los envases boca abajo, ya que esto minimiza la entrada de aire a la pintura y evita la formación de una película.
  • Pinturas de agua. Tienden a generar menos película y puedes almacenarlas boca arriba.

Si tienes duda del tipo de pintura que es, guárdala boca abajo.

Reutilizando la pintura

Cuando vayas a reutilizar la pintura te recomendamos lo siguiente:

  • Agita fuertemente el envase para homogeneizar el contenido.
  • Usa un colador o criba limpia para filtrar la pintura; esto atrapará todas las partículas secas que pueden dañar tu acabado.

Ahora ya puedes utilizar el sobrante en retoque de zonas dañadas, áreas que por su alto tráfico se ensucian constantemente o atreverte a realizar mezcla de colores que reviven tu ambiente.

Si el remanente de pintura que te ha quedado es muy poco, está muy diluida o, simplemente, por alguna razón no deseas almacenarla, deberás disponerla de una manera responsable y comprometida con el medio ambiente.

Algunas ideas para desecharla:
  1. Donar el sobrante a alguna institución de caridad y bien público.
  2. Regalarla a algún familiar o conocido que la necesite.
  3. Localizar a un proveedor privado o público de desechos.
  4. Dispensarla en la basura: si decides por esta opción, recuerda que la pintura líquida, al derramarse puede contaminar la tierra y agua subterránea, razón por la cual debes hacerla sólida, agregando arena de cualquier tipo o aserrín. Con una espátula de plástico o madera mézclala constantemente hasta que se integren.

Después de leer esto, tu última opción será tirar los sobrantes. Piensa en ellos como “un aliado” en trabajos y proyectos de pintura futuros.

Déjanos tus comentarios

¡Únete a la conversación!

Artículos relacionados

No te quedes sin ideas

Cuál es el mejor momento para pintar tu casa

Bastará observar los pronósticos del clima para encontrar el mejor momento, pero antes, considera estos consejos.

¿Qué pistola para pintar debo elegir?

Como toda herramienta básica, hay que saber elegirla bien. Así que, si estás por adquirir una, te conviene saber más detalles de su funcionamiento.

Las mejores técnicas para pintar y de paso, decorar tus paredes

Con estas técnicas, además de pintar, darás estilo a tu decoración. ¡Sigue leyendo!

SIEMPRE CERCA DE TI

Encuentra tu sucursal más cercana

HAZ CLIC AQUÍ