Segunda vida para tus muebles viejos: cómo hacerlo

Ya sea porque tiene algún valor emocional para ti, o porque te gustaba mucho, o simplemente porque siempre es bueno ahorrar, restaurar un mueble que ha perdido en estética por el uso y el tiempo, es una excelente idea.Pero claro, querrás que el resultado mejore de verdad la apariencia del objeto en cuestión y no acabe de arruinarlo, así que necesitas saber qué usar y cómo hacerlo adecuadamente para volver a tener un mueble en condiciones estéticas que te resulten agradables.

Manos a la obra: ¿qué necesitas?

En general, vas a requerir:

  1. Un producto decapante
  2. Un disolvente
  3. Masilla para madera
  4. Tinte multiusos 
  5. Pintura especial para restauración de muebles (no todas las pinturas son adecuadas para restaurar muebles).
  6. Cinta de carrocero
  7. Guantes
  8. Espátula
  9. Brocha y rodillo
  10. Rasqueta
  11. Cepillo metálico de púas
  12. Lija
  13. Gafas
  14. Mascarilla
  15. Lana de acero
  16. Cubeta

El trabajo paso a paso

Fase 1: Limpiar

Lo primero que hay que hacer es limpiar la superficie y eliminar el barniz. Para ello:

  • Pásale un trapo humedecido con agua y un poco de jabón neutro, y déjalo secar totalmente. 
  • Repasa las manchas en esquinas o molduras con un cepillo de dientes duro, mojado en disolvente.
  • Aplica una capa gruesa de decapante con una brocha y déjalo secar media hora. 
  • Si quieres evitarles ese proceso a algunas partes del mueble, utiliza cinta de carrocero para delimitar las áreas a pintar. 
  • Cuando esté seco, retira el barniz con ayuda de una espátula o un cepillo de púas.
  • Repite con otra capa de decapante si no sale todo el barniz a la primera.

Fase 2: Despintar y resanar

El siguiente paso es retirar los restos de barniz y pulir la superficie:

  • Usa un disolvente universal hasta que la superficie quede totalmente limpia. 
  • Si es necesario, repara los golpes.

Si hay hendiduras ligeras en la madera, desaparecerán si colocas un trapo mojado en agua o en leche caliente sobre la zona afectada. Sujétalo fuerte con una cinta y déjalo actuar unas horas.

  • Si el mueble tiene fisuras, cubre esos pequeños desperfectos con masilla para madera o cera natural para disimular arañazos. Rellénalas con una espátula, luego lija la superficie y repite la operación hasta que la fisura desaparezca.
  • Si es necesario, erradica la carcoma.

Es fácil detectarla en un mueble: su superficie presentará pequeños agujeros. Para erradicarla, aplica un producto anticarcoma con una brocha en cada hueco, y envuelve el mueble con plástico. Cubre por completo el agujero. Renueva el plástico cada 48 horas y dejarlo tapado un mínimo de cuatro días.

  • Luego, lija la madera con una lana de acero muy fina en las zonas curvas y con molduras, y en la parte lisa del mueble, con una lija.

Fase 3: Volver a pintar

  • Cuando el mueble esté completamente lijado, aplica un tinte universal para igualar el color en todas las partes del mueble. Este tipo de tintes se deben dejar secar alrededor de una hora y es posible que se necesite aplicar dos capas para conseguir un tono uniforme.
  • Para retirar el exceso de tinte, limpia la superficie con un trapo.
  • Aplica la pintura para restaurar muebles con un rodillo, en el sentido de la veta, hasta cubrir toda la superficie. 
  • En esquinas, molduras y rincones, mejor aplica la pintura con una brocha. 
  • Deja secar la pintura un día, limpia el polvo y repite el proceso para un mejor acabado. Una segunda capa, ya sea de barniz, de tinte o de goma laca, dejará un acabado más brillante.
  • Finalmente, puedes aplicar una capa de cera incolora con algodón: le dará un aspecto mucho más natural. Luego, se recomienda encerar la pieza una o dos veces al año para mantenerla en perfecto estado tras la restauración.

Por último, para coronar tu trabajo, conviene ya puestos en ello, darle una nueva vida a la tapicería si es que el mueble la tiene, o cambiar los herrajes si es que aplica. Así, lucirá mejor que nuevo. ¡Vuelve a presumir tu mueble favorito!

En Doal tenemos productos para que puedas dar el acabado perfecto, ya sea para preparar la superficie, sellar y fondear la madera o darle el tono que estás buscando. Conoce toda la gama de productos para carpintería y selecciona el que se adapte a tus necesidades.

Déjanos tus comentarios

¡Únete a la conversación!

Artículos relacionados

No te quedes sin ideas

¿Qué hago para vender por internet?

¡Usa internet para vender! Promociona tus productos o servicios, te decimos cómo hacerlo.

Estrategias para vender más pintura en tu tienda

Hay tres factores esenciales para potenciar la venta: tu servicio, tu producto y tu tienda. Conjugando los tres puedes generar buenas estrategias.

Cómo eliminar las manchas de pintura de la ropa

¿Manchaste la ropa al pintar? ¡No tienes que desecharla! Te decimos cómo limpiarla.

SIEMPRE CERCA DE TI

Encuentra tu sucursal más cercana

HAZ CLIC AQUÍ